Descargar ficha 10ico_pdf

Aspectos claves de la Ley de Emprendedores

Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización (publicada en el Boletín Oficial del Estado de 28 de septiembre de 2013).

Tiene como objetivo apoyar al emprendedor y la actividad, tanto en los momentos iniciales, como en su posterior desarrollo, crecimiento e internacionalización.

Se consideran emprendedores aquellas personas, independientemente de su condición de persona física o jurídica, que desarrollen una actividad económica empresarial o profesional.

1. Medidas para agilizar el inicio de la actividad de los emprendedores

Se crean los Puntos de Atención al Emprendedor (PAE), oficinas presenciales o telemáticas que se encargarán de facilitar la creación de nuevas empresas, el inicio efectivo de su actividad y su desarrollo, a través de la prestación de servicios de información, tramitación de documentación, asesoramiento, formación y apoyo a la financiación empresarial.

2. Creación de la figura del Emprendedor de Responsabilidad Limitada (ERL)

Con esta figura, los emprendedores podrán limitar su responsabilidad por las deudas que contraigan debido al ejercicio de su actividad empresarial o profesional. Esta limitación de responsabilidad sólo afectará a la vivienda habitual del emprendedor, siempre que su valor no supere los 300.000 euros (450.000 euros en poblaciones con más de 1 millón de habitantes). La limitación no aplicará a las deudas con el Estado.
La condición de emprendedor de responsabilidad limitada se adquirirá mediante su inscripción en Registro Mercantil correspondiente a su domicilio

3. Creación de la Sociedad Limitada de Formación Sucesiva (SLFS)

Con esta figura se abarata el coste inicial de constituir una sociedad de Responsabilidad Limitada. Las SLFS podrán constituirse sin capital mínimo y funcionarán con un régimen idéntico al de las sociedades de responsabilidad limitada. Hasta el momento en que el capital llegue al mínimo de 3.000 euros para la constitución de una Sociedad de Responsabilidad Limitada, la Ley prevé un régimen especial para este subtipo societario como por ejemplo, la limitación de la retribución a los socios y a los administradores.

4. Se instaura un Libro de Visitas Electrónico

5. Reducciones en las cotizaciones a los nuevos autónomos (todas las edades)

Reducción durante 18 meses de las cuotas a la Seguridad Social para trabajadores que causen alta por primera vez al Régimen de Autónomos o no lo hayan sido en los 5 últimos años (siempre y cuando no empleen a trabajadores por cuenta ajena). Las reducciones son las siguientes:

  • Reducción del 80% de la cuota mínima C.C. durante 6 meses (cuota mensual: 52 € aprox.)
  • Reducción del 50% de la cuota mínima C.C. durante 6 meses posteriores (146 €/mes aprox.)
  • Reducción del 30% de la cuota mínima C.C. durante 6 meses posteriores (170 €/mes aprox.)

6. Cotizaciones más bajas para autónomos pluriempleados

Reducción de las cuotas a la Seguridad Social para trabajadores que coticen en Régimen General y que causen alta por primera vez en el Régimen de  Autónomos  por el hecho de realizar una actividad económica alternativa.

Estos trabajadores podrán elegir como base de cotización en ese momento, la comprendida entre el 50 por ciento de la base mínima de cotización establecida anualmente con carácter general en la Ley de Presupuestos Generales del Estado durante los primeros dieciocho meses, y el 75 por ciento durante los siguientes dieciocho meses, hasta las bases máximas establecidas para este Régimen Especial.

7. Creación del régimen especial del Criterio de Caja del IVA

La Ley crea el “Régimen Especial del Criterio de Caja del IVA”, según el cual los autónomos y las PYMES con un volumen de facturación inferior a 2 millones de euros podrán aplazar el pago del IVA hasta el momento del cobro de la factura. El plazo para acogerse a este régimen especial es el mes de diciembre anterior al ejercicio en que se quiera aplicar el nuevo régimen.

8. Deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación

Los contribuyentes podrán deducirse el 20% de las cantidades satisfechas en el período, por la suscripción de acciones o participaciones en empresas de nueva o reciente creación.

9. Deducción por inversión de beneficios

Las empresas de reducida dimensión podrán deducir el 10% de los beneficios que se inviertan en elementos nuevos del inmovilizado material o inversiones inmobiliarias afectos a la actividad económica.

Consulta a tu Agente de Empleo y Desarrollo Local más cercano o en los Puntos de Activación Empresarial.