Descargar ficha 2ico_pdf

El emprendedor con una idea empresarial se debe plantear qué forma jurídica adoptará su futura empresa. Por lo tanto, tras definir el Plan de Negocio y la elección de la forma jurídica será el siguiente paso en el proceso de creación del proyecto empresarial. Este paso debe ser objeto de un riguroso análisis por parte del emprendedor o emprendedores con el objetivo de elegir la figura jurídica que mejor se ajuste al proyecto.

Consideramos como empresa a toda entidad, independientemente de su forma jurídica, que ejerza una actividad económica. En particular, se considerarán empresas las entidades que ejerzan una actividad artesanal u otras actividades a título individual y/o familiar, las sociedades de personas y las asociaciones que ejerzan una actividad económica de forma regular.

Las empresas por  tamaño:

  • MEDIANAS EMPRESAS. Las que ocupan a menos de 250 personas y cuyo volumen de negocios anual no excede de 50 millones de o cuyo balance general anual no excede de 43 millones de euros.
  • PEQUEÑAS EMPRESAS. Empresa que ocupa a menos de 50 personas y cuyo volumen de negocios anual o cuyo balance general anual no supera los 10 millones euros.
  • MICROEMPRESAS. Empresa que ocupa a menos de 10 personas y cuyo volumen de negocios anual o cuyo balance general anual no supera los dos millones de euros.

Ciclo de vida de una empresa

  1. PROYECTO EN SITUACIÓN DE ARRANQUE (Start-up). La empresa se encuentra en una fase inicial, contando con poca experiencia comercial y empresarial.
  2. PROYECTO EN SITUACIÓN DE DESARROLLO. La empresa está consolidada y se encuentra en un proceso de expansión.
  3. PROYECTO EN SITUACIÓN DE MADUREZ. La empresa ha alcanzado su masa crítica y posición en el mercado.4

 

tipos-e

Descripción de los tipos de empresas

tipos-e-2

Características de las empresas

tipos-e-3

Consulta a tu Agente de Empleo y Desarrollo Local más cercano o en los Puntos de Activación Empresarial.